Villas Privadas


Turismo Rural


Hoteles en la Toscana


Mansiones





Vacacion a Medida


Guia de la Toscana
Contacto
Teléfono
Rent-a-Car
Home
prato

Prato, una breve introducción

La emblemática ciudad de Prato está situada en una llanura por la que cruza el río Bisenzio, a solo 17 Km. al noroeste de Florencia. La ciudad, que goza de gran prestigio en toda Italia por su producción textil y por sus actividades comerciales internacionales de primer orden -una tradición cuyo inicio data de unos nueve siglos atrás- además de por su importante industria química y mecánica, es asimismo un centro de elevado interés artístico y cultural del norte de Toscana. Su casco antiguo está dominado por numerosos y bellísimos monumentos y edificios medievales y renacentistas.
Prato es, desde 1993, la capital de la provincia homónima, además de ser una de las ciudades más populosas de Toscana, con cerca de 184.000 habitantes. El área territorial de la provincia de Prato tiene una extensión de 365 Km. cuadrados y comprende, además de la ciudad de Prato, seis municipios: Cantagallo, Carmignano, Montemurlo, Poggio a Caiano, Vaiano y Vernio.  
Por otra parte, la extensa provincia de Prato ocupa un lugar destacado en Italia por su excelente producción de aceite de oliva virgen extra, así como por sus vinos magníficos, entre los que destacan el DOC Carmignano, Ruspo, Pinot Nero y el dorado, delicioso y dulce “Vin Santo”, que combina a la perfección con la exquisita pastelería de la ciudad de Prato, de donde proceden los célebres “cantucci” y los mandorlati di San Clemente”.

Es sabido que el área de Prato estuvo habitada por primera vez, alrededor del año 3.000 a.C., por tribus Ibero-Lígures, esencialmente compuestas por pastores, pasando a convertirse, hacia el siglo VIII a.C., en un importante asentamiento etrusco. En el siglo II a.C., los romanos conquistaron el área e hicieron de Prato un pueblo notable al que llamaron Pagus Cornius.  
En el siglo VI, en el transcurso de la guerra greco-gótica, el antiguo pueblo romano fue reducido a cenizas. Posteriormente, se reconstruyó Prato y se dividió en dos distrititos: uno de ellos estaba dominado por el Castillo Alberti, perteneciente a los Condes de Alberti, mientras que el otro, era el sector conocido como Borgo al Cormo, un pueblo construido alrededor de la antigua Iglesia de San Esteban.
En el siglo XI, Prato alcanzó una extensión importante y se unificaron los dos distritos anteriores. Los Condes de Alberti que, entretanto, habían recibido el nombramiento de Señores de Prato, encargaron la construcción de dos murallas para defender el feudo.
En el siglo XII, debido a la prosperidad de la artesanía textil y a su consiguiente actividad comercial, Prato se declaró comunidad libre, estando administrada y dirigida  por cónsules y regidores, elegidos por los ciudadanos, cuyo mandato se renovaba semestralmente. Pese a las luchas internas y a los acosos de las ciudades vecinas, los negocios boyantes de la comuna prosiguieron perfectamente.
Desde el siglo XII y hasta mediados del XIV, Prato estuvo afectada por las violentas confrontaciones entre güelfos y guibelinos, de tal modo que la ciudad tuvo necesariamente que ampliar y fortalecer sus murallas, las cuales, a finales del siglo XIV, alcanzaron un perímetro de 4,5 Km.
No obstante, la crucial posición geográfica de la ciudad, partidaria de la causa guibelina, había llegado a ser tan desesperada como para haber tenido que solicitar, en 1313, la protección del Reino de Nápoles, cuyo rey, Roberto D’Anjou, fue nombrado Señor de Prato.
En 1350, Prato padeció el asedio del ejército florentino, pero la escasa población que había sobrevivido a la terrible epidemia de peste de 1348, no tuvo posibilidad de defender la ciudad, por lo que Florencia se apoderó de ella. En 1351, la República de Florencia adquirió el territorio a Juana D’Anjou, Reina de Nápoles, por la suma de 17.500 florines de oro. Tras ello, Prato siguió los pasos de Florencia y, más tarde, los del Gran Ducado de Toscana.
En 1653, Prato obtuvo la designación de ciudad y, asimismo, la de diócesis, conjuntamente con Pistoia, situada a unos 35 Km. de distancia.  
Tras un largo período de sombras para su economía, en la segunda mitad del siglo XVIII, las actividades artesanales y comerciales de Prato experimentaron un crecimiento considerable, que continuó incrementándose en los siglos sucesivos, especialmente a partir de la unidad de Italia, convirtiéndose en la rica y afamada ciudad industrial que es en la actualidad.

Haz click aqui para mas informaciones sobre Prato

Una visita a Prato no debería durar más de una mañana. Para mayor información, visitar el sitio oficial  web oficial de Prato

 


Blog sobre la Toscana

En la seccion del BLOG encontrarás los relatos de viajeros que decidieron compartir sus experiencias, acerca de la Toscana, ademas si lo deseas podras participar aprtando las Tuyas!

© 2008 Holiday Apartment Tuscany, Divino Villas S.L.. - Calle Valencia 233 Barcelona Spain - NIF B63647671. All rights reserved. | Privacy