Villas Privadas


Turismo Rural


Hoteles en la Toscana


Mansiones





Vacacion a Medida


Guia de la Toscana
Contacto
Teléfono
Rent-a-Car
Home

ISLAS DE LA TOSCANA

MONTE ARGENTARIO

 

Monte Argentario es una península paradisíaca situada en el extremo sur de Toscana, a 41,5 Km. de Grosseto. La península, que domina tanto las costas del mar Tirreno como el archipiélago toscano, tiene su origen en una impresionante montaña de naturaleza agreste cuya superficie supera los 60 Km. cuadrados y su altura rebasa los 600 metros. Monte Argentario fue una isla, pero en edades geológicas remotas la acumulación de arena, debida a la fuerza de las corrientes marinas en el canal que separaba la isla de la península italiana, creó dos brazos de tierra, el Tombolo di Feniglia al sur y el Tombolo di Giannella al norte, que unieron la antigua isla con el territorio costero de Toscana. 
El mayor de los istmos es el Tombolo de Feniglia, que consta de más de seis kilómetros de longitud por uno de anchura, en el que una naturaleza espectacular cobija una serie de especies de fauna protegida, así como una playa extensísima e impoluta.
Entre ambos brazos de tierra (tomboli) se encuentra la maravillosa Laguna de Orbetello, cuyo origen parte del ecosistema favorable creado por los dos istmos. La laguna está incluida geográficamente en la antigua ciudad de Orbetello, una localidad caracterizada por su elevado interés histórico y cultural. En 1842, se construyó un dique que comunicase a dicha ciudad con el Monte Argentario.
La montaña, verde y boscosa, cuenta con más de 30 playas y calas exclusivas situadas a lo largo de su cinturón de acantilados rocosos. Conserva hasta tal punto el aspecto y la esencia que tuvo cuando era una isla como para estar considerada, tanto por el turismo nacional como por el internacional, el paradigma del lugar de fábula en Toscana en el que pasar unas vacaciones en el mar.

Monte Argentario estuvo habitado desde la prehistoria. Prueba de ello son los vestigios que se han encontrado en las grandes grutas, conocidas, respectivamente, como Grotta di Cala y Grotta degli Stretti. Por otra parte, se cree que antes de la llegada de los etruscos, la península estuvo habitada por los fenicios quienes dieron nombre a Feniglia.
Los primeros datos relacionados con la existencia de un puerto al sur de las costas de Toscana, llamado “Portus Cosanus”, los proporcionó el geógrafo griego Estrabón (63 a.C.-25 d.C. c.) en su exhaustivo tratado “De Geographia”.  Monte Argentario se conocía en la antigüedad como “Promontorio Cosano”, ya que la península pertenecía políticamente a la ciudad etrusca de Cosa, que fue conquistada por los romanos en el año 173 a.C.
Sus impresionantes restos se encuentran en la cima de una colina, que domina la pequeña y hermosa ciudad de Ansedonia, unida en épocas pasadas a Monte Argentario mediante el Tombolo di Feniglia.
El nombre actual de la península de Argentario data del 416 d.C., cuando el poeta galo-romano Claudio Rutilio Namaciano se refirió a la misma con el nombre de Argentariorum Mons (Monte de las Platas) en su obra “De Redito Suo”.
La muy prolongada estancia de los romanos en Monte Argentario nos muestra las huellas de una época floreciente a través de los vestigios de templos y villas hermosísimas como, por ejemplo, “Villa Domizia”, en la localidad de Santa Liberata, cuya edificación data de entre los siglos I a.C. y I d.C., así como por la realización de alcantarillado, baños y carreteras y, además, por el abundante cultivo de olivos y viñedos. Estos últimos, se situaron en las aún existentes gradas escalonadas excavadas en la roca, conocidas como “poste”, que dieron origen a las extraordinarias uvas de Ansonico y Riminese, de las que proceden los famosos vinos locales.
Desde el siglo VI d.C. y hasta el siglo IX la península se convirtió en uno de los principales objetivos de las invasiones de los bárbaros, por su fácil acceso debido al estado de abandono en el que, en aquellas épocas, se encontraba la Vía Aurelia.
A comienzos del siglo IX, el Papa León III concedió su administración a los monjes de la Abadía delle Tre Fontane, quienes la gobernaron hasta el siglo XII. A continuación, pasó a ser un feudo de la familia Aldobrandeschi y, en siglo XIV, lo fue de la dinastía de los Orsini de Sovana. Tras haber estado bajo el gobierno del Reino de Nápoles, en 1410 la República de Siena ocupó la península de Argentario y la convirtió en una fortaleza.
En 1555, Florencia, gobernada en la época por Cosimo I de Medici, conquista todos los territorios pertenecientes a Siena con el apoyo decisivo del ejército del Reino de España.
Dos años después, en tiempos del Rey Felipe II, Monte Argentario entra a formar parte de los llamados “Presidi Spagnoli” (una serie de pequeños estados españoles al sur de las costas de Toscana) junto a Orbetello, Talamone, Ansedonia, Piombino y la isla de Elba (Porto Longone), cuya integración en el Reino de España supuso el control de las costas italianas desde Toscana hasta Nápoles y hasta el extremo sur del país, además de Sicilia y Cerdeña. 
A consecuencia de lo anterior, en la segunda mitad del siglo XVI, por petición expresa del virrey de Nápoles, Don Pedro Afán de Ribera, Duque de Alcalá, la península del Argentario fue objeto de unas obras de fortificación significativas mediante la construcción de murallas, fortalezas y demás edificaciones defensivas. A partir de entonces, la demografía de Monte Argentario experimentó un desarrollo clave, gracias a la llegada de militares del sur de Italia, acompañados de sus familias, así como por la inmigración de numerosos pescadores, comerciantes y trabajadores, procedentes de distintos lugares, quienes pusieron en pie los principales centros de población de la península.

Monte Argentario tiene dos localidades importantes: Porto Santo Stefano y Porto Ercole. Ambas desarrollan actividades mercantiles y turísticas de primer orden. Las dos ciudades son de fácil acceso por carretera, a través de la impresionante vía panorámica que conecta la península con la ciudad de Orbetello. Por barco, resulta sumamente agradable realizar la travesía de 30 Km. que separa Porto Santo Stefano de Porto Ercole, pasando por costas rocosas, así como por lugares preciosos y antiguas torres de vigía diseminadas en la montaña.

Los principales pueblos del Monte Argentario

Porto Ercole, Porto Santo Stefano,

 


Blog sobre la Toscana

En la seccion del BLOG encontrarás los relatos de viajeros que decidieron compartir sus experiencias, acerca de la Toscana, ademas si lo deseas podras participar aprtando las Tuyas!

© 2008 Holiday Apartment Tuscany, Divino Villas S.L.. - Calle Valencia 233 Barcelona Spain - NIF B63647671. All rights reserved. | Privacy