Villas en Toscana


Apartamentos en Toscana


Hoteles en la Toscana


Alojamientos en Florencia





Vacacion a Medida


Guia de la Toscana
Contacto
Teléfono
Rent-a-Car
Home

LA BASILICA DI SAN LORENZO

La Basílica de San Lorenzo es la iglesia y el corazón del monumental complejo arquitectónico de culto de Florencia. El complejo arquitectónico incluye asimismo las Cappelle Medicee (Capillas de los Medici) y la Biblioteca Mediceo-Laurenziana.
Está situado en Piazza San Lorenzo, en las proximidades del Mercato di San Lorenzo, el mercado más conocido e importante de Florencia.
En la Plaza de San Lorenzo, cerca de la entrada de la Basílica, se encuentra el magnífico monumento dedicado a Giovanni delle Bande Nere, padre de Cosimo I de Medici, primer Gran Duque de Toscana. La estatua es obra del eminente escultor florentino Baccio Bandinelli (1540).

En el año 393, San Ambrosio consagró la Basílica de San Lorenzo. En aquellos tiempos la iglesia se encontraba en los extramuros de Florencia. En la antigüedad la Basílica fue la Catedral de Florencia hasta que, hacia los años 420-430, el Obispado se trasladó a la Iglesia de Santa Reparata, para honrar a la santa que dio nombre a la iglesia. De Santa Reparata se dice que facilitó la victoria de las tropas del ya cristiano Emperador Flavio Augusto Honorio contra el ejército de Radagaiso, Rey de los Ostrogodos, en el transcurso de la batalla librada alrededor del año 405.

Hacia 1060, la Basílica de San Lorenzo fue reconstruida en estilo románico.
En 1419, Giovanni de Bicci de Medici encargó su reconstrucción en estilo renacentista al gran arquitecto y escultor florentino Filippo Brunelleschi (1377-1446).
Desde entonces y hasta la extinción de la dinastía Medici, la Basílica fue la iglesia parroquial de la más notable y poderosa familia de Florencia.

Brunelleschi empezó su carrera artística como orfebre. En 1404, comenzó a trabajar como arquitecto en la construcción del Duomo (Catedral) de Florencia y su gran labor con la espectacular cúpula, diseñada y construida sin andamiaje, le situó por su creatividad y su dominio de las matemáticas entre los máximos arquitectos y, evidentemente, ingenieros de su época, estando considerado por los expertos como el padre de la Arquitectura del Renacimiento.

Alrededor de 1430, las obras de la Basílica de San Lorenzo estaban aún inconclusas.
En 1459, (trece años después del fallecimiento de Brunelleschi) salvo las capillas situadas junto a la nave lateral derecha, la obras estaban prácticamente acabadas. Justo a tiempo para que el Papa Pio II hiciera una breve visita a la Basílica con motivo de su viaje a Florencia.

En 1518, el Papa León X (nacido Giovanni de Lorenzo de Medici, segundo hijo de Lorenzo El Magnífico) encargó a Miguel Ángel el diseño de la fachada que nunca llegó a completarse, por lo que desde el exterior se observa su inacabado. Miguel Ángel diseñó también la parte interior de la fachada que está compuesta de tres puertas situadas entre dos pilares espléndidamente ornamentados con guirnaldas de hojas de roble y de laurel y una balconada apoyada en dos columnas corintias.

La larguísima nave de crucero rectangular de la Basílica de San Lorenzo está separada de las dos naves laterales por columnas con capiteles corintios de color oscuro en piedra franca. La planta de la Basílica está coronada por un falso techo de madera con rosetas artesonadas.
Una larga serie de importantes obras de arte y obras maestras adornan su interior. Entre ellas: dos púlpitos de bronce de Donatello (1463-1466); un exquisito tabernáculo de mármol, obra de Desiderio da Settignano (1460 c.); “La Anunciación” de Fra Filippo Lippi (1440 c.); “El Martirio de San Lorenzo” de Agnolo Bronzino (1539 c.) y “Los Esponsales de la Virgen” de Rosso Fiorentino (1529). El gran crucifijo de madera que se conserva en la capilla al sur del crucero derecho es de Antonio del Pollaiuolo (1460-1470 c.).
El espléndido fresco de estilo figurativo, llamado “San José y Jesús Niño en la Ebanistería”, es obra del célebre pintor milanés Pietro Annigoni (1910-1988). Se trata, probablemente, de la única obra maestra  contemporánea hasta ahora expuesta en una iglesia histórica de Florencia.

Junto al Altar Mayor está enterrado Cosimo El Viejo, fundador de la dinastía Medici. La tumba, excavada en el suelo, está cubierta solo por una lápida de piedra, de acuerdo con la sencillez expresada en su última voluntad.
En el interior de la Basílica están enterrados también: Donatello (fallecido en 1466), quien probablemente fuera el máximo escultor del Renacimiento temprano. El sepulcro se encuentra en el crucero norte. En el crucero sur: Bernardo Cennini (fallecido en 1498). Orfebre, escultor e impresor florentino que, en 1471, imprimió el incunable “In tria Virgilli Opera Expositio”, un ensayo sobre la obra de Virgilio escrito por el gramático romano Mauro Servio Honorato (finales del siglo IV de nuestra era). Este fue el primer libro que se imprimió en Florencia mediante la técnica inventada por Johannes Gutenberg en 1449, cuyo procedimiento sería investigado minuciosamente por Cennini. 
En el crucero sur: Francesco Landini (fallecido en 1397), célebre compositor y organista, además de Maestro de Capilla de la Basílica. En el crucero norte: Niccoló Martelli (fallecido en 1555), prestigioso gramático y poeta florentino, fundador de la Accademia Fiorentina en 1541.

Las mundialmente famosas Cappelle Medicee (Capillas de los Medici) son en sí mismas las cámaras funerarias de los miembros principales de dicha familia, desde mediados del siglo XV hasta el siglo XVIII inclusive. Las Capillas de los Medici constituyen un museo exclusivo situado en el interior del complejo arquitectónico religioso.

Brunelleschi  diseñó y construyó también la Sagrestia Vecchia (Antigua Sacristía) entre 1419 y 1428, que es la estructura más antigua del complejo arquitectónico. Está situada al fondo del crucero izquierdo. La Antigua Sacristía se compone de cuatro salas cuadradas, un pequeño ábside con el altar y dos capillas pequeñas a cada lado. Las salas están cubiertas por una cúpula  y el ábside se extiende hasta uno de los muros.
Entre 1435 y 1443, Donatello modeló en los medallones y en las lunetas de la Antigua Sacristía una serie de escenas impresionantes de la vida de San Juan Evangelista, así como los retratos de los Cuatro Evangelistas. Además, diseñó las puertas de bronce y realizó los relieves  estucados que las ornamentan. Una de las salas contiene el delicado sarcófago de los gemelos recién nacidos Piero y Giovanni de Medici -hijos de Lorenzo el Magnífico- , obra de Andrea del Verrocchio (1472).
En la sala más grande se encuentra el imponente sepulcro de mármol de Giovanni de Bicci de Medici (fallecido en 1429) y de su esposa, Piccarda Bueri, obra de Andrea di Lazzaro Cavalcanti, con la ayuda de sus asistentes, a partir del diseño realizado por Donatello entre 1429 y 1433.

La Sagrestia Nuova (Sacristía Nueva) está situada en el crucero derecho, frente a la Vecchia Sagrestia. Esta sacristía es, fundamentalmente, la cámara funeraria de Lorenzo de Medici, llamado El Magnífico, y de algunos miembros directos de su familia: Giuliano de Medici, hermano de Lorenzo; el Duque de Nemours, hijo de Lorenzo, y el Duque de Urbino, nieto de Lorenzo.
Miguel Ángel realizó el proyecto de la Sacristía Nueva y diseñó, asimismo, los monumentos funerarios de los referidos miembros de la familia Medici, por encargo del Papa Clemente VII (nacido Giulio de Medici). Entre 1521 y 1534, el propio Miguel Ángel dirigió las obras. Después, se ausentó de Florencia por un largo período de tiempo y las mismas quedaron inacabadas hasta cerca de la segunda mitad del siglo XVI.
Tanto el trabajo arquitectónico como el escultórico de la Sacristía están considerados como obras maestras del manierismo temprano. A modo de ejemplo, citamos la parte final del techo que está coronada por una extraordinaria cúpula artesonada.
Cada una de las estatuas situadas en los diferentes sepulcros simboliza las características personales de los respectivos destinatarios. Las alegorías del Alba y el Crepúsculo y las de la Noche y el Día, están situadas en ese orden sobre los sepulcros del Duque de Nemours y del Duque de Urbino. Realizó también las estatuas que representan a Lorenzo y a Giuliano de Medici, cuyos sarcófagos, lamentablemente, están inacabados.
Sobre esos dos últimos sarcófagos se encuentran además el grupo escultórico de “La Virgen y el Niño”, flanqueado por las estatuas dedicadas a San Cosme y a San Damián, obra conjunta de Giovannangelo da Montorsoli y Baccio di Montelupo, ambos discípulos de Miguel Ángel. 

 El Papa Clemente VII encargó también a Miguel Ángel el proyecto y la construcción de la Biblioteca Medicea-Laurenziana, cuya perfección y asombrosa belleza han hecho que nunca se haya alterado ni el más mínimo detalle.
La colección de libros, compuesta en su mayoría por valiosos códices, la inició Cosimo El Viejo. Más tarde, su hijo Piero de Medici y, seguidamente, su nieto Lorenzo El Magnífico y los siguientes grandes exponentes de la familia Medici, aumentarían considerablemente la colección a lo largo de los siglos.
Miguel Ángel comenzó las obras en 1524, pero no pudo acabarlas. El diseño de la Biblioteca es de una grandeza única. Todos y  cada uno de los elementos decorativos están estrechamente vinculados al diseño arquitectónico. Las obras las concluyeron los alumnos más brillantes de Miguel Ángel, como Giorgio Vasari y Bartolommeo Ammanati.
La Biblioteca Medicea-Laurenziana debido a su extraordinaria colección de códices y manuscritos está considerada como la más importante de Italia en su género.
Una magnífica escalinata en piedra franca, que parte de un espléndido vestíbulo manierista, conduce a la Biblioteca. Miguel Ángel diseñó también los escritorios y el impresionante techo de la Biblioteca.
La entrada está situada a la izquierda del complejo arquitectónico religioso de los Medici, junto a la de la Sacristía Nueva, colindante al espectacular claustro ajardinado de la Basílica, reconstruido en 1460 por obra del célebre arquitecto toscano Antonio di Tuccio Manetti, a partir del proyecto que realizó Brunelleschi.

SIGUE.....

 

Zona Norte en Detalle

Las Iglesias: San Lorenzo - San Marco

Los Monumentos: Palazzo Pucci Piazza Medici Riccardi

Los Museos: Galleria dell Accademia Museo Archeologico

 

Vuelve a la pagina principal de la Guia de Florencia


Blog sobre la Toscana

En la seccion del BLOG encontrarás los relatos de viajeros que decidieron compartir sus experiencias, acerca de la Toscana, ademas si lo deseas podras participar aprtando las Tuyas!

© 2010 Holiday Apartment Tuscany, Divino Villas S.L.. - Calle Valencia 233 ent 1 Barcelona Spain - NIF B63647671. | Privacy