Villas en Toscana


Apartamentos en Toscana


Hoteles en la Toscana


Alojamientos en Florencia





Vacacion a Medida


Guia de la Toscana
Contacto
Teléfono
Rent-a-Car
Home

Florencia Museo archeologico

El emblemático Palazzo della Crocetta es la sede del Museo Arqueológico de Florencia. Está situado en Via della Colonna, 38, cerca de la Plaza della Santissima Annunziata.  

El llamado Palazzo della Crocetta, con su peculiar apariencia externa de cruz cristiana, fue diseñado y construido, entre 1619 y 1620, destinado a la Gran Duquesa Maria Magdalena de Austria, que había contraído matrimonio con el Príncipe Cosimo de Medici en 1608, por el insigne arquitecto Giulio Parigi (1571-1635) quien fuera alumno aventajado del aún más célebre Bernardo Buontalenti.
El palacio estaba unido por un corredor elevado a la Iglesia della Santissima Annunziata, así como vinculado al monasterio colindante por medio de dos pasadizos subterráneos.
La familia Medici encargó asimismo la construcción de una Capilla en el interior del magnífico jardín del palacio, situado en la zona junto al Oratorio della Compagnia di San Jacopo del Nicchio, una hermandad florentina, fundada en la edad media, que ya en esa época era especialmente culta y avanzada. Se dedicaba, además de a sus pertinentes actividades religiosas, a impulsar las artes y, muy especialmente, la composición de música sacra, organizando los correspondientes conciertos.

En la última década del siglo XVIII, el Gran Duque de Toscana, Pedro Leopoldo de Habsburgo-Lorena, remodeló el palacio y trasladó la Capilla situada en el jardín a la Accademia di Belle Arti (Academia de Bellas Artes). Por lo tanto, el jardín quedó directamente conectado con el antiguo Oratorio, que se transformó en un enorme jardín de invierno.  
La Hermandad de San Jacopo del Nicchio, así como todas las hermandades religiosas que había en Florencia, que en aquella época eran más de doscientas – fue abolida por real decreto durante el gobierno de los Habsburgo-Lorena.
Desde 1865 hasta 1871, en los años en los que Florencia fue designada capital del Reino de Italia, el palacio albergó la sede central del Tribunale dei Conti (Tribunal de Cuentas).

Desde 1880, el Palazzo della Crocetta alberga el Museo Arqueológico, que el más antiguo de Italia.
El célebre arquitecto e ingeniero Giuseppe Poggi (1811-1901, quien había realizado el proyecto urbanístico de reestructuración de Florencia cuando fue nombrada capital del Reino de Italia) junto a su ayudante, el prestigioso diseñador de jardines Attilio Pucci, confirieron al jardín del palacio una importancia clave, ya que la Sección Topográfica Etrusca del Museo iba a emplazarse en el mismo. El jardín fue embellecido, entre otros árboles y plantas, con cedros del Líbano, pinos, cipreses, tamarindos y magnolios. De esta manera, el jardín se convirtió en una sección al aire libre del Museo en la que se exponen esculturas, columnas, tumbas etruscas y fragmentos procedentes de enormes construcciones antiguas.

Gran parte de las obras etruscas, griegas, helénicas y romanas que forman parte de la colección del Museo, que se trasladaron del Museo de los Uffizi al Palazzo della Crocetta, estaban conservadas antiguamente en el Palazzo Vecchio, ya que constituían la colección  arqueológica privada de la familia Medici.

La soberbia colección de obras etruscas, griegas, helénicas y romanas estaba formada por esculturas; estatuas; una importante colección numismática; piezas de cristal; joyas y diversos artefactos, tuvo su inicio, en el siglo XV, con Cosimo El Viejo. Subsiguientemente, sus descendientes la enriquecieron por obra, sobre todo, de Cosimo I de Medici, Gran Duque de Toscana, en el segundo y tercer cuarto del siglo XVI, y del Cardenal Leopoldo de Medici, en la segunda mitad del siglo XVII.

En la segunda mitad del siglo XVIII, cuando Pedro Leopoldo de Habsburgo-Lorena fue coronado Gran Duque de Toscana, la colección arqueológica de los Medici, que ya se encontraba en el Museo de los Uffizi, se agrandó considerablemente de la mano de esta dinastía que fundó, asimismo, la Sección Egipcia del Museo.
La colección egipcia aumentaría más tarde con la adquisición, en la segunda década del siglo XIX,  de la espléndida colección privada de Giuseppe Nizzoli (diplomático, egiptólogo y coleccionista), así como por los excepcionales hallazgos resultantes de la expedición arqueológica de Egipto (1828-1829) financiada por Leopoldo II, Gran Duque de Toscana, y dirigida por el filólogo, Catedrático de Lenguas Orientales Antiguas de la Universidad de Pisa, Ippolito Rossellini (1800-1843). La expedición científica toscana se llevó a cabo en unión con la francesa que estaba encabezada por el egiptólogo más famoso de la historia de Europa: Jean-François Champollion (1790-1832, conocido como el Maestro del descifre de jeroglíficos; miembro de la Academie des Inscriptions, así como el primer Director del Museo Egipcio de Paris, con sede en el Louvre).
En 1885 y 1891, respectivamente, el célebre arqueólogo Ernesto Schiaparelli (1856-1928, Catedrático de Egiptología y Director del Museo Egipcio de Turín) dirigió dos expediciones a Egipto. Muchos de los importantes hallazgos de sendas expediciones se incluyeron en la Sección Egipcia del Museo, convirtiéndose en un Museo Egipcio con sede en el Museo Arqueológico.

Por lo tanto, la colección egipcia – paulatinamente enriquecida por donaciones privadas y adquisiciones- actualmente conservada en el Museo Arqueológico está considerada como la segunda de Italia, después de la existente en el Museo Egipcio de Turín.
Consiguientemente, el Museo Arqueológico de Florencia alberga una de las mejores y más completas colecciones de obras antiguas (etruscas, griegas, helénicas, romanas y egipcias).

El Museo está dividido en tres secciones: La Sección Topográfica Etrusca, La Sección Etrusca – Griega- Helénica y Romana y la Sección Egipcia.

En la primera Sala de la planta baja se conservan varias obras maestras etruscas. Entre ellas, está la gran escultura en bronce llamada “La Quimera Injuriada de Belerofon”, de significación mitológica. Se trata de un león de cuyo dorso sobresale la cabeza de un macho cabrío y que tiene una serpiente como cola. Procede de los comienzos del siglo IV a.C. y se descubrió en 1553, en un campo de la provincia de Arezzo. Benvenuto Cellini la restauró y Giorgio Vasari la clasificó, entregándosela al Gran Duque de Toscana, Cosimo I de Medici.
Otras obras maestras etruscas son: la imponente “Anfora de Baratti”, de plata, procedente del siglo IV a.C. El ánfora está ornamentada con cerca de 125 relieves que representan dioses y héroes. Se conserva en la tercera Sala.; la gran estatua de bronce de Minerva; el “Arringatore” (Orador), procedente del siglo II a.C. y descubierto en 1566 en los alrededores del Lago Trasimeno. Se trata de una gran estatua de bronce que retrata al aristócrata Aulas Metullus. El gentilhombre, vestido ya con una toga romana, parece estar dirigiéndose a una audiencia. Constituye una prueba evidente del gran peso que la civilización romana ejercía  sobre la etrusca en esa época. Se conserva en la Sala trece.

La enorme y valiosa colección de de tumbas y sarcófagos etruscos comprende, asimismo, algunas obras maestras: el llamado sarcófago “Mater Matris”, del siglo V a.C., que fue hallado en Chiusi; el sarcófago conocido como “Las Amazonas”, del siglo IV a.C.; el sarcófago de la aristócrata Lathia Seianti, del siglo II a.C. y el sarcófago llamado del “Hombre Gordo”, del siglo II a.C., hallado también en Chiusi.

Probablemente, la obra maestra más célebre conservada en el Museo es la también conservada en la Sala trece: El “Idolino”. Se trata de un pequeño bronce griego que representa un torso varonil desnudo. Procede del año 480 c. a.C. y está atribuida a Policito. Unos pescadores la encontraron en el mar, en las proximidades de Livorno. En la misma Sala está expuesta la muy conocida “Cabeza de Caballo” (siglo I a.C.) que está considerada como un fragmento de una escultura helénica. Esta obra maestra procedía de la colección privada de los Medici.

Entre la extensa colección de ánforas se encuentra el “François Vase” (del año 570 c. a.C.) y está firmado por Ergotimos y Kleitas. Decorada con una compleja profusión de imágenes negras y rojas, describe escenas de la mitología griega. El ánfora de terracota policromada se encontró en una tumba etrusca situada en la provincia de Chiusi. Se conserva en la Sección de las Ánforas Griegas Negras Grabadas.

La Sección Egipcia, actualmente situada en la primera planta del Museo, estuvo otrora albergada en el Cenacolo de Foligno. La sobresaliente colección expuesta está fundamentalmente compuesta de telas, artefactos de madera y de hueso procedentes de sepulturas egipcias.
Probablemente, la obra maestra de esta sección, conservada en la tercera Sala, sea el excepcional y exclusivo carro de guerra, de madera y hueso, procedente de la civilización Hitita (siglo XIV a.C.)

 

El Museo Arqueológico cierra los sábados y el segundo y cuarto lunes de todos los meses.

Horario: Los lunes, de 14 a 19 horas; los martes y los jueves, 8,30 a 19 horas; los jueves, viernes y domingos, de 8,30 a 14 horas.

Precio del billete de entrada: 4 euros.

Zona Norte en Detalle

Las Iglesias: San Lorenzo - San Marco

Los Monumentos: Palazzo Pucci Palazzo Medici Riccardi

Los Museos: Galleria dell Accademia Museo Archeologico

 

Vuelve a la pagina principal de la Guia de Florencia


Blog sobre la Toscana

En la seccion del BLOG encontrarás los relatos de viajeros que decidieron compartir sus experiencias, acerca de la Toscana, ademas si lo deseas podras participar aprtando las Tuyas!

© 2010 Holiday Apartment Tuscany, Divino Villas S.L.. - Calle Valencia 233 ent 1 Barcelona Spain - NIF B63647671. | Privacy