Villas en Toscana


Apartamentos en Toscana


Hoteles en la Toscana


Alojamientos en Florencia





Vacacion a Medida


Guia de la Toscana
Contacto
Teléfono
Rent-a-Car
Home

Florencia Jardines Boboli

Los Giardini di Boboli están situados detrás del Palazzo Pitti, la antigua residencia oficial de los monarcas de Toscana.
Los jardines tienen una extensión de 45 hectáreas y constituyen el paradigma de jardines paisajísticos de estilo Italiano. Van desde el Palazzo Pitti hasta el lado este de Forte Belvedere -una inusual e impresionante fortificación, recientemente restaurada, así como extraordinario lugar panorámico con bellísimas vistas de Florencia- construida a finales del siglo XVI por Bernardo Buontalenti y Don Giovanni de Medici, con motivo de proteger el Palazzo Pitti de ataques enemigos.

Si la historia del Palazzo Pitti resulta una narración enrevesada, la de los Jardines de Boboli es de difícil ajuste, incluso cronológicamente, a causa de la insuficiencia existente de datos históricos.

Niccolò Tribolo, sobrenombre de Niccolò di Raffaello, 1500-1550, fue el reputado arquitecto manierista florentino que se encargó, en 1549, del trazado de los jardines, por encargo de Leonor Álvarez de Toledo, esposa de Cosimo I de Medici, Gran Duque de Toscana.
Tribolo realizó el diseño de todo el plano de los jardines situados en la hermosa colina, pero murió al poco, de manera que las obras tuvieron que suspenderse.
Se reiniciaron alrededor de 1558, a cargo del ilustre arquitecto y escultor manierista florentino Bartolomeo Ammannati (1511-1592) quien comenzó a construir la Grotta Grande (gruta) a la izquierda del Palazzo Pitti. La prosecución y terminación de la obra, entre 1583 y 1593, corrió a cargo del genial escenógrafo, arquitecto e ingeniero militar Bernardo Buontalenti (1536-1608). La gruta alberga unas esculturas impresionantes como: Ceres y Apolo de Baccio Bandinelli (1448 c.-1560), así como cuatro copias espléndidas de los Quattro Prigioni (cuatro cautivos o esclavos) cuyos originales, creados por Miguel Ángel en 1530 c., se trasladaron, en 1909, a la Galleria dell’Accademia (Museo de la Accademia, Florencia).

A escasa distancia de la Grotta Grande, cerca de la entrada a los Jardines de Boboli, se encuentra la peculiar Fontana di Bacco, obra de 1560 de Valerio Cigolo (1529-1599).
El bufón de la corte de Cosimo I de Medici, llamado Pietro Barbino, representa al dios Baco a caballo de una tortuga gigantesca.

Buontalenti construyó también el así llamado  Grotto di Buontalenti, situado cerca de la salida a Piazza de’ Pitti. La estructura, tanto exterior como interiormente, está ornamentada con auténticas estalactitas y estalagmitas, diseños acuáticos y una vegetación exuberante.
El Grotto está compuesto por tres amplias y maravillosas salas intercomunicadas entre sí.
La primera alberga una serie de frescos magníficos obra del prestigioso pintor e impresor manierista florentino Bernardino Poccetti (1548-1612). La segunda conserva el espléndido grupo escultórico llamado Paris raptando a Helena de Vincenzo Rossi da Fiesole (1525-1577).
Pasquale Poccianti (1774-1858) afrescó la tercera que alberga, además, la refinada fuente conocida como Baño de Venus, obra del Flamenco Jean de Boulogne (1529-1608).

Buontalenti se encargó también de la ampliación de los jardines, así como de transformarlos de manera modélica. Más tarde, los eminentes arquitectos florentinos Giulio Parigi (1571-1635) y su hijo Alfonso (1606-1656) continuaron con dicha tarea.

El Anfiteatro está situado detrás del inmenso patio del Palazzo Pitti y se construyó en posición elevada respecto al patio, cuya edificación se realizó después.

Probablemente, Bartolomeo Ammanati diseñó el Anfiteatro, aunque numerosos historiadores de arte consideran que tanto el proyecto como su construcción, al menos inicialmente, fue obra conjunta de Ammanati y Buontalenti.
El grandioso anfiteatro tiene forma de herradura y está situado en un prado. Su aspecto recuerda el de los hipódromos clásicos. En el centro del prado se encuentra el Obelisco Egipcio, dispuesto originalmente en Villa Medici, Roma.
En 1599, se colocan las gradas de piedra del anfiteatro. La parte superior de las mismas se ornamentó con edículos que albergan hornacinas con bustos de bronce y antiquísimas urnas de terracota.

El Anfiteatro de los Jardines de Boboli tiene características similares al más pequeño, construido por Buontalenti varios años después, para decorar los jardines de estilo Italiano de la Villa in Pratolino, por encargo de Francesco I de Medici, primogénito de Cosimo I y Gran Duque de Toscana entre 1574 y 1587.

Alfonso Parigi terminó las obras del Anfiteatro en 1634. Su inauguración se llevó a cabo ese mismo año con un magnífico espectáculo, en ocasión de la boda de Ferdinando II de Medici, Gran Duque de Toscana entre 1621 y 1670, y su prima Vittoria della Rovere, hija del Duque de Urbino.

En la primera década del siglo XVII, Giulio Parigi, más tarde con la ayuda de su hijo Alfonso, empezó a construir el maravilloso Piazzale dell’Isolotto, situado al final del Viottolone (gran avenida), flanqueado por cipreses impresionantes de esa época y por elegantes estatuas, que datan tanto de la antigua Roma como del clasicismo. Las estatuas representan distintas personalidades de las civilizaciones romana y griega, así como personajes mitológicos.

El Viottolone -a continuación de una avenida lateral que se cruza con él y en la que están expuestas las valiosísimas estatuas romanas que representan a Serapis, Júpiter, un dios romano no identificado, y al Emperador Tiberius Claudius Caesar Agustus Germanicus –conduce al Prato delle Colonne, un prado con forma de hemiciclo, rodeado por un seto altísimo, que se decoró con doce hornacinas que contienen unos bustos magníficos y preserva, además, dos columnas antiguas de granito rojo oscuro coronadas por sendos e impresionantes jarrones de mármol, situadas en el centro del prado.

El Piazzale dell’Isolotto  (plaza) está ornamentado con flores exuberantes, limoneros y estatuas únicas. Toma su nombre del islote situado en medio de un lago que preside el Piazzale. Por ello, al lago se le conoce como La Vasca dell’Isolotto (“la bañera del islote”) de donde surge la magnífica  Fontana di Nettuno (Fuente de Neptuno).
El renombrado escultor toscano Stoldo Lorenzi (1534 c.-1583), seguidor de Niccolò Tribolo y de Jean de Boulogne, esculpió la fuente hacia 1565. La fuente representa a un caballo de mármol de proporciones titánicas conducido con orgullo por el dios Neptuno (en bronce).
Se usó como carro triunfal en Diciembre de 1565, en el transcurso de los grandes festejos, organizados por Buontalenti por encargo de los Medici, que siguieron a la celebración del matrimonio de Francesco I de Medici con Juana de Austria, hija de Ferdinand I, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Tras los mismos, el carro de Neptuno se situó en La Vasca dell’Isolotto. La fuente está considerada la obra maestra de Lorenzi en Florencia. 

En 1617, cuando Giulio Parigi hubo acabado la obra del segundo eje –perpendicular al principal y que conduce a Porta Romana, entrelazando con el primero en las cercanías de la Fuente de Neptuno, y prosigue en descenso a través de una hermosa serie de terrazas ajardinadas con esculturas clásicas y cascadas artificiales rodeadas de encantadores bosquecillos verdes - construyó la fantástica Grotticina di Vulcano (pequeña gruta de Vulcano).

En 1739, año en el que la dinastía de los Habsburgo-Lorena relevó a los Medici de su mandato en Toscana y, por tanto, trasladaron su residencia al Palazzo Pitti, los Jardines de Boboli fueron revisados y parcialmente modificados por el célebre arquitecto francés Jean-Nicolas Jadot (1710-1761).

En 1766, el Gran Duque de Toscana, Peter Leopold I de Habsburgo-Lorena, decretò la apertura de los Jardines de Boboli al pueblo llano. Diez años después, el Gran Duque encargó al insigne arquitecto toscano Zanobi del Rosso (1724-1798) la construcción de un pabellón para alojar el famoso Kaffehaus: un espléndido Café en el que el Gran Duque se encontraba con los exponentes de su corte y con sus amigos de Florencia. El pabellón está rodeado por un jardín espléndido, diseñado también por Zanobi, donde el arquitecto situó algunas estatuas originales de la antigua Roma. 

Ferdinando III de Habsburgo-Lorena, Gran Duque de Toscana entre 1790 y 1799 y desde 1814 a 1824, realizó algunas modificaciones en el trazado de los Jardines de Boboli. No obstante, respetó la mayor parte de la estructura de los mismos y encargó que se restaurara todo lo restante con el máximo refinamiento.

Cuando Florencia fue designada capital del Reino de Italia (1864-1869), Vittorio Emmanuele II de Saboya optó por que no se alteraran más los jardines.

Durante el siglo XX, los Jardines de Boboli se han utilizado a menudo como teatro abierto, especialmente para la ejecución de conciertos y, a partir de los años 30, también para representaciones de ballet y ópera. Entre ellas, destacan las producciones operísticas, famosas en el mundo entero, organizadas por el Maggio Musicale Fiorentino.   

Para informaciones sobre el museo de los Jardines de Boboli haga click aqui

 

 

Florencia – El casco antiguo la zona Oltrarno

Las Iglesias : Cappella Brancacci, Basilica di San Miniato al Monte, Santo Spirito

Los Monumentos : Ponte Vecchio , Piazzale Michelangelo , Palazzo Pitti ,Jardines Boboli

Vuelve a la pagina principal de la Guia de Florencia


Blog sobre la Toscana

En la seccion del BLOG encontrarás los relatos de viajeros que decidieron compartir sus experiencias, acerca de la Toscana, ademas si lo deseas podras participar aprtando las Tuyas!

© 2010 Holiday Apartment Tuscany, Divino Villas S.L.. - Calle Valencia 233 ent 1 Barcelona Spain - NIF B63647671. | Privacy